“Inmunidad diplomática”, en el Teatro Fernán Gómez

“Inmunidad diplomática”, en el Teatro Fernán Gómez

“Inmunidad Diplomática” del dramaturgo Alberto Herreros Salcedo es la obra que tiene lugar en el Teatro Fernán Gómez del Ayuntamiento de Madrid en el Centro Colón. Una pieza trepidante de palabra y acción, con los personajes muy bien movidos en escena por el miso director/autor.

Un thriller en el Madrid de nuestros días; una obra de teatro de acción y espionaje con un fuerte componente psicológico que no toma el protagonismo principal sino que acompaña y completa la trama.
“La obra es un thriller, una obra de teatro de acción y espionaje con un fuerte componente psicológico que no toma el protagonismo principal sino que acompaña y completa la trama. Comienza siendo un homenaje a estos géneros en forma de “teatro cinematográfico”. Aborda el tema del maltrato a la mujer como lo concibió una de sus mayores abanderadas: Simone de Beauvoir; como una de las formas de violencia y abuso que ha empleado y emplea la dominación más allá del tiempo; física, social y psicológica. Desde este punto de vista, la obra enlaza esa forma terrible de maltrato con las injusticias reinantes y la sensación extendida de que los que las cometen salen invariablemente indemnes”, explica el autor, Alberto Herreros Salcedo.
Sinopsis

John es un diplomático, un espía al que el MI6 británico destina a su embajada en Madrid. Pronto choca con Patrick, un jefe operativo especializado en operaciones de espionaje y guerra financiera. Éste consigue que los altos mandos lo trasladen fuera de España de nuevo y, al descubrir John la maniobra, decide visitar a Diana, una prostituta de lujo “novia” de Patrick a la que cree involucrada en las turbias operaciones de su chulo para marcar y torturar a su chica y devolverle la pelota a Patrick como castigo.

John comienza a maltratarla y ella se resiste cuando éste amenaza a su hija Daniela. Ella acepta en silencio cuando, llevado por otras circunstancias, aparece en la casa su vecino Gonzalo ante el cual, y por la situación anterior, decide fingir que lo que acaba de ocurrir es una práctica deseada y consentida. Consciente de que John tiene lo que se conoce en derecho como “Inmunidad diplomática” –es decir impunidad total sea cual fuera el crimen cometido- decide sufrir en silencio por el bien de su hija.

Artículo visto en lamiradaactual.blogspot.com.es